Image 1 (13)
My Swiss Company ®

Servicios de administrador, director y de gerente residente en Suiza

My Swiss Company ofrece servicios de administrador, director y gerente residente en Suiza y servicios de administrador fiduciario en Suiza para sociedades suizas, holdings suizos, sucursales suizas, fundaciones y asociaciones suizas.

El mandato de los administradores, gerentes y directores residentes en Suiza

La legislación establece que las empresas deben estar representadas por al menos una persona domiciliada en Suiza. Por tanto, es necesario que al menos un miembro del consejo de administración de una sociedad anónima (SA), un gerente de una sociedad de responsabilidad limitada (SARL) o un administrador cumpla este requisito.

Este requisito legal puede convertirse en un factor limitante para los empresarios y accionistas extranjeros. Por este motivo, nuestra fiduciaria ofrece el mandato de director y gerente con profesionales experimentados y fiables, que cumplen el requisito legal de residencia en Suiza y criterios de alta cualificación profesional, para asumir el papel de director, gerente y administrador de una sociedad anónima (SA), sociedad de responsabilidad limitada (SARL) y para fundaciones suizas.

Como sociedad gestoría fiduciaria suiza, estamos preparados para actuar como representante de su empresa con el mandato de director o gerente local

Mandato de administrador local y mandato de gerente local en Suiza: ¿quién debe solicitarlos?

Los empresarios o accionistas extranjeros no residentes que deseen crear o adquirir una empresa en Suiza deben estar representados por al menos un gerente, director o administrador domiciliado en Suiza en el caso de las sociedades de responsabilidad limitada (art. 814, apdo. 3 del Código de Obligaciones suizo); al menos un miembro del consejo de administración o un director domiciliado en Suiza en el caso de las sociedades anónimas (art. 718, apdo. 4 del Código de Obligaciones suizo).

Para cumplir esta condición establecida por la legislación suiza, nuestra gestoría le ofrece varios tipos de mandatos de representación para su empresa suiza:

– El mandato de administrador que representa a la sociedad suiza como Presidente del Consejo de Administración de la sociedad anónima (SA);

– El mandato de administrador que representa a la sociedad suiza en el Consejo de Administración de la sociedad anónima (SA);

– El mandato de gerente en representación de la sociedad suiza como Presidente del Consejo de Gerentes de la sociedad de responsabilidad limitada (SARL);

– El mandato de gerente representante de la sociedad suiza en el Consejo de Gerentes de la sociedad de responsabilidad limitada (SARL);

– El mandato de administrador fiduciario;

– El mandato de gerente fiduciario;

– El mandato de director local; El mandato de director adjunto; El mandato de director adjunto

– El mandato de director adjunto

– El mandato de firmante;

¿Cuáles son los diferentes órganos de una SA o una SARL y cuáles son sus funciones, derechos y obligaciones?

  1. Junta general (SA) o junta de socios (SARL): La junta general o de socios es el órgano supremo de la sociedad. Está compuesta por todos los accionistas o socios de la empresa y se reúne al menos una vez al año para tomar decisiones importantes como la aprobación de las cuentas anuales, el nombramiento de los miembros del consejo de administración o del consejo de dirección, la determinación de la remuneración de los administradores y directivos y la modificación de los estatutos de la empresa. Los accionistas o socios tienen derecho a voto en la junta general y pueden expresar su opinión sobre los asuntos que se les sometan.
  2. Consejo de Administración o Consejo de Gerentes: El Consejo de Administración o Consejo de Gerentes es el órgano ejecutivo de la sociedad. Es responsable de la gestión general de la empresa y toma decisiones importantes sobre las actividades de la empresa, como inversiones, adquisiciones, contratos y contrataciones. El Consejo de Administración también es responsable de supervisar la gestión de la empresa por parte de los administradores y de garantizar que la empresa cumpla las leyes y reglamentos aplicables.
  3. Dirección ejecutiva: La dirección ejecutiva es responsable de la gestión diaria de la empresa, como la gestión financiera, la gestión de los empleados y la gestión de las operaciones. Se encarga de aplicar la estrategia definida por el consejo de administración y de supervisar las actividades de la empresa para alcanzar los objetivos fijados.
  4. Auditor/revisor: Los auditores/revisores son profesionales independientes encargados de verificar la conformidad de las cuentas anuales de la empresa y de velar por que se ajusten a los principios contables vigentes. Su misión consiste en certificar la exactitud y la regularidad de las cuentas anuales de la empresa.

Cada órgano tiene derechos y obligaciones específicos según sus funciones. Por ejemplo, la junta general tiene derecho a tomar decisiones importantes para la empresa y es responsable de aprobar las cuentas anuales. El consejo de administración es responsable de la gestión general de la empresa y se encarga de los asuntos cotidianos de la misma. Los auditores son responsables de verificar la conformidad de las cuentas anuales de la empresa. Cada órgano debe colaborar estrechamente para garantizar que la empresa se gestiona con eficacia y de conformidad con los requisitos legales.

¿Cuál es la función de un director o gerente?

La función de un director o gerente de una empresa suiza es garantizar la correcta gestión de la empresa y representarla ante terceros. Los directores o gerentes tienen importantes responsabilidades legales hacia la empresa y sus accionistas. El papel de un director o gerente de una empresa suiza es también garantizar que la empresa cumpla las leyes y reglamentos aplicables y supervisar la gestión diaria de la empresa.

Los deberes de un director o gerente pueden incluir :

  1. Dirigir la empresa: El director o gerente es responsable de la gestión general de la empresa y de garantizar que funcione correctamente. Toma decisiones importantes sobre las actividades de la empresa, como inversiones, adquisiciones, contratos y contrataciones.
  2. Garantizar el cumplimiento legal: El director o gerente debe asegurarse de que la empresa cumple las leyes y reglamentos vigentes en Suiza. Es responsable de la preparación de las cuentas anuales y los informes anuales de la empresa, así como de la aplicación de los procedimientos de control interno necesarios para garantizar el cumplimiento de las leyes y reglamentos aplicables.
  3. Representar a la empresa: El director o gerente representa a la empresa ante terceros, como clientes, proveedores, autoridades y accionistas. Es responsable de gestionar las relaciones con las partes interesadas de la empresa y debe actuar en interés de la empresa.
  4. Supervisar la gestión diaria: Si la empresa tiene un gerente o director, éste es responsable de la gestión diaria de la empresa, como la gestión de las finanzas, la gestión de los empleados y la gestión de las operaciones. El director o gerente supervisa el trabajo y debe asegurarse de que las actividades de la empresa se llevan a cabo de acuerdo con las políticas y procedimientos de la empresa.

¿Cuáles son los deberes y obligaciones de un director o gerente?

Los deberes y obligaciones de un director o gerente de una empresa suiza se rigen por la legislación suiza (Código de Obligaciones). Los directores y gerentes de una empresa suiza tienen importantes deberes y obligaciones para con la empresa, los accionistas, los socios y terceros. Deben desempeñar sus funciones con diligencia, lealtad y transparencia, cumpliendo las leyes y reglamentos aplicables y tomando las medidas necesarias para proteger los intereses de la empresa.

Algunos de los deberes y responsabilidades más importantes son :

  1. Deber de diligencia: Los consejeros y directivos deben ejercer sus funciones con diligencia y lealtad hacia la empresa. Deben actuar en el mejor interés de la empresa y tomar decisiones informadas y razonables.
  2. Deber de lealtad: Los consejeros y directivos deben actuar en interés de la empresa, dejando a un lado sus intereses personales. Deben evitar los conflictos de intereses y no utilizar su posición para obtener ventajas personales o causar perjuicios a la empresa.
  3. Deber de confidencialidad: Los consejeros y directivos deben respetar la confidencialidad de la información de la empresa y no revelar información confidencial a terceros salvo autorización de la empresa.
  4. Deber de supervisión: Los directores y gerentes deben supervisar regularmente la gestión de la empresa y asegurarse de que las actividades de la empresa cumplen con las leyes y reglamentos aplicables.
  5. Deber de rendición de cuentas: Los directores y gerentes son responsables ante los accionistas y socios de la empresa. Deben preparar los estados financieros y los informes anuales de la empresa y presentarlos a los accionistas en la junta general anual.
  6. Responsabilidad por mala conducta: Los directores y gerentes son responsables de la mala conducta en el desempeño de sus funciones. Pueden ser considerados financieramente responsables si la empresa sufre pérdidas o daños como consecuencia de su negligencia o mala conducta.
  7. Deber de diligencia: Los directores y gerentes deben tomar las medidas necesarias para prevenir los riesgos financieros y otros riesgos potenciales para la empresa. También deben asegurarse de que la empresa dispone de los recursos financieros adecuados para funcionar de forma sostenible.

¿Cuáles son los riesgos de ser director o gerente?

Los consejeros y directivos de una empresa pueden estar expuestos a diversos riesgos como consecuencia de sus funciones y responsabilidades.

Algunos de los riesgos más comunes son :

  1. Responsabilidad financiera y fiscal: Los administradores y directivos son responsables de la gestión financiera de la empresa y pueden ser considerados personal y solidariamente responsables de las deudas relativas a la Seguridad Social y a las cotizaciones fiscales.
  2. Responsabilidad civil: Los administradores y directivos pueden ser considerados responsables pecuniarios de los daños y perjuicios causados a la sociedad, a los accionistas o a terceros como consecuencia de culpa o negligencia en el ejercicio de sus funciones.
  3. Responsabilidad penal: Los directores y gerentes también pueden ser considerados penalmente responsables si se han cometido delitos en el ejercicio de sus funciones, como fraude, uso indebido de los activos de la empresa o violaciones de las leyes y reglamentos.
  4. Riesgo de destitución: Los consejeros y directivos pueden ser destituidos de sus cargos por los accionistas de la empresa en caso de incumplimiento de sus obligaciones o conflicto de intereses.
  5. Riesgo de sanciones administrativas: Las autoridades reguladoras pueden imponer sanciones administrativas a los consejeros y directivos en caso de infracción de las leyes y reglamentos aplicables, como multas o prohibiciones para desempeñar determinadas funciones.
  6. Riesgo reputacional: Los consejeros y directivos pueden sufrir daños reputacionales si la empresa sufre pérdidas significativas o escándalos como consecuencia de su gestión.

Para minimizar estos riesgos, es importante que los consejeros y directivos desempeñen sus funciones con diligencia y lealtad, cumplan las leyes y reglamentos aplicables, tomen las medidas necesarias para prevenir riesgos financieros y otros riesgos potenciales para la empresa, y se comuniquen de forma transparente con los accionistas, asociados y otras partes interesadas.

También se recomienda contratar un seguro de responsabilidad profesional para protegerse de los riesgos financieros asociados a la responsabilidad.

¿Cuál es la función de un administrador fiduciario o gerente fiduciario?

La función de un administrador fiduciario, director fiduciario o gerente fiduciario es similar a la de un director o gerente ordinario, pero con algunas diferencias importantes.

Como se ha mencionado anteriormente, el director fiduciario o el gestor fiduciario no participa en la gestión diaria de la empresa, sino que actúa como un tercero independiente designado para proteger los intereses de la empresa y de los accionistas o para cumplir requisitos reglamentarios o legales.

Las principales responsabilidades del administrador fiduciario, director fiduciario o gerente fiduciario incluyen:

  1. Garantizar una gobernanza sólida y transparente: Debe garantizar que la empresa esté bien gestionada y que las decisiones se tomen en el mejor interés de la empresa y de todos los accionistas.
  2. Supervisar las actividades de la empresa: debe supervisar las actividades de la empresa, incluida la revisión de los informes financieros, los presupuestos y los planes estratégicos.
  3. Aportar experiencia y asesoramiento: Puede aportar su experiencia particular en un área específica u ofrecer asesoramiento sobre cuestiones de gobernanza y cumplimiento.
  4. Cumplir las obligaciones legales: Debe asegurarse de que la empresa cumple todas las leyes y reglamentos aplicables. Un administrador o gestor es la solución ideal para cumplir los requisitos legales o para representarle como accionista en el Consejo de Administración o el Consejo de Gerentes. De hecho, la legislación suiza exige que toda empresa esté representada por al menos una persona residente en Suiza.
  5. Proteger los intereses de los accionistas minoritarios: Debe velar por que se tengan en cuenta y se protejan los intereses de los accionistas minoritarios.

El administrador, director o gerente fiduciario suizo actúa siguiendo las instrucciones de sus clientes accionistas o socios, pero su deber es proteger fielmente los intereses de los accionistas y de la empresa. No obstante, en caso de conflicto entre los intereses de los accionistas y los de la empresa, siempre deben prevalecer los intereses de la empresa.

Nuestros servicios de administrador fiduciario, director fiduciario y gerente fiduciario residente en Suiza

El mandato de un administrador fiduciario, director fiduciario o gerente fiduciario

Un administrador fiduciario, director fiduciario o gerente fiduciario de una empresa suiza es una persona que actúa como director o gerente de la empresa, pero no participa en la gestión diaria de la misma. A diferencia de los directores y gerentes ordinarios, los directores y gerentes fiduciarios no son accionistas, empleados o agentes de la empresa, y no tienen poder de decisión sobre los negocios cotidianos de la empresa.

El administrador/director fiduciario o gerente fiduciario es nombrado por los accionistas, socios o por un tribunal en caso necesario, y su función principal es proteger los intereses de los accionistas y de la propia empresa. Puede utilizarse por diversas razones, como proteger la confidencialidad de los beneficiarios efectivos de la empresa, aportar conocimientos especializados en un área concreta o cumplir requisitos reglamentarios o legales.

Como administrador fiduciario o gerente fiduciario, la persona designada debe actuar con imparcialidad, diligencia, fidelidad y competencia, de conformidad con las leyes y reglamentos aplicables. También debe actuar de acuerdo con los intereses de la empresa y sus accionistas, y no puede actuar en interés propio o de terceros. Además, debe estar disponible para responder a las solicitudes de los accionistas, socios y autoridades competentes, y debe mantener los registros y documentos necesarios para el buen gobierno de la empresa.

El fiduciario es designado para proteger los intereses de los accionistas o para cumplir requisitos reglamentarios o legales. Sin embargo, al actuar en calidad de fiduciario, el administrador debe tener siempre en cuenta los intereses de la propia empresa.

Según la legislación suiza, el administrador fiduciario debe actuar de forma imparcial y justa, respetando los intereses de todos los accionistas. También debe actuar con diligencia y competencia de conformidad con las leyes y reglamentos aplicables.

En última instancia, el administrador fiduciario debe tratar de garantizar el buen gobierno de la empresa, protegiendo al mismo tiempo los intereses de todos los accionistas, incluidos los minoritarios, y cumpliendo los requisitos legales y reglamentarios.

¿Cuál es el perfil de nuestros administradores fiduciarios, directores y gerentes fiduciarios?

El perfil adecuado para un administrador fiduciario depende de las necesidades específicas de su empresa y de las aptitudes requeridas para gestionar los riesgos asociados a la propiedad de dicha empresa. No obstante, he aquí algunas aptitudes y cualidades clave que pueden encontrarse en los fideicomisarios de My Swiss Company:

  1. Conocimientos financieros: nuestros administradores fiduciarios, directores y gerentes fiduciarios tienen conocimientos financieros para comprender bien las finanzas y los estados financieros, a fin de evaluar la salud del negocio y ayudarle a tomar decisiones con conocimiento de causa. Nuestros conocimientos financieros suelen incluir gestión de tesorería, contabilidad, gestión de riesgos financieros y comprensión de los mercados financieros, y son esenciales para garantizar una gestión financiera eficaz del negocio.
  2. Competencias fiscales: nuestros administradores fiduciarios, directores y gerentes fiduciarios suelen ser llamados para revisar las cuestiones fiscales de la empresa. Las leyes fiscales y reglamentarias en Suiza pueden ser complejas, y es esencial que el administrador fiduciario comprenda las implicaciones fiscales de las decisiones de la empresa y se asegure de que la empresa cumple las leyes fiscales aplicables. El administrador fiduciario también puede ser llamado para asesorar a su empresa sobre cuestiones fiscales específicas o para trabajar con expertos fiscales para garantizar el cumplimiento fiscal adecuado.
  3. Conocimientos jurídicos: a menudo se pide a nuestros administradores fiduciarios, directores y gerentes fiduciarios que revisen y redacten contratos, asesoren a la empresa sobre cuestiones jurídicas específicas, gestionen litigios y garanticen que la empresa cumple las leyes y normativas aplicables. Por lo tanto, el administrador fiduciario debe tener un sólido conocimiento de los principios jurídicos y ser capaz de aplicarlos adecuadamente para proteger los intereses de la empresa. El administrador fiduciario también puede ser llamado para asesorar a su empresa sobre cuestiones legales específicas o para trabajar con abogados especializados para garantizar el cumplimiento legal adecuado.
  4. Experiencia profesional: nuestros administradores fiduciarios, directores y gerentes fiduciarios tienen experiencia profesional relevante para gestionar los riesgos asociados a su empresa. Por ejemplo, la experiencia en el sector específico de su empresa o en la gestión de los riesgos de empresas similares puede ser una ventaja.
  5. Conocimiento del mercado suizo: nuestros administradores fiduciarios, directores y gerentes fiduciarios tienen un profundo conocimiento del mercado suizo, así como de las tendencias y normativas que afectan a la creación, adquisición y establecimiento de empresas en Suiza.
  6. Integridad: nuestros administradores fiduciarios, directores y gerentes fiduciarios son íntegros y respetan las normas éticas y jurídicas vigentes.
  7. Afiliación a asociaciones profesionales reconocidas: nuestros administradores fiduciarios, directores y gerentes fiduciarios están afiliados a asociaciones profesionales reconocidas, lo que mejora su nivel de competencia y les permite mantenerse al día de los avances en su campo. Las afiliaciones también demuestran que nuestros administradores están comprometidos con su campo y que se esfuerzan por ofrecer el mejor servicio posible a nuestros clientes.

El perfil del administrador, director o gerente fiduciario depende de las necesidades específicas de la empresa y del sector en el que opera. Las aptitudes financieras, la experiencia profesional, el conocimiento del mercado, la integridad, el trabajo en equipo y la capacidad de toma de decisiones son cualidades importantes que pueden encontrarse en los administradores fiduciarios de My Swiss Company.

¿Cuáles son las ventajas de nombrarnos administradores?

– Experiencia en la creación y establecimiento de empresas en Suiza

– Confianza, fiabilidad y discreción

– Representación de su empresa en Suiza

– Conocimientos, experiencia y reputación

– Alta cualificación profesional en finanzas, fiscalidad y administración

– La mejor relación calidad de servicio/precio

– Disponible 6 días a la semana – todo el año

– Reducción de los riesgos relacionados con las obligaciones administrativas, contables y fiscales

– Asesoramiento obligatorio en materia de seguros

– Formación continua cada año para mantener un alto nivel de competencias

Apertura de cuentas bancarias

La empresa puede necesitar abrir una cuenta bancaria comercial en Suiza en varias divisas. Suiza es famosa por su sistema bancario de alta calidad y su estabilidad jurídica, que se refleja en el alto nivel de servicios bancarios discrecionales y el acceso a productos financieros y sistemas de pago de primera clase. El administrador y/o gestor dispone de una amplia red de bancos y le presentará el banco cuyos servicios se adapten mejor a las necesidades de su empresa.

¿Cuáles son nuestros servicios de administrador fiduciario, director o gerente fiduciario?

Apoyo en la creación de una empresa en Suiza

En el marco del mandato de administrador fiduciario, gerente  y director fiduciario, podemos encargarnos de todas las etapas de la creación de una empresa en Suiza. Entre otros servicios, podemos ofrecerle :

– el estudio del proyecto que incluye el análisis de su plan financiero, el acompañamiento en el análisis de la forma jurídica más adaptada a la futura empresa (sociedad anónima, Sàrl, nombre individual…) ;

– la verificación de la disponibilidad del nombre de la empresa en la Oficina Federal del Registro Mercantil;

– los trámites notariales y la autenticación de los documentos fundacionales (escritura notarial de constitución, redacción de los estatutos, firma de la escritura autenticada de constitución, declaración de aceptación de los miembros del consejo de administración, gerentes y directores);

– la domiciliación de su empresa

– la apertura de una cuenta de depósito

– inscripción en el registro mercantil

– apertura de la cuenta corriente de la empresa

– inscripción en la Administración Tributaria Federal para el IVA (impuesto sobre el valor añadido);

– afiliación a la Seguridad Social y a los seguros obligatorios;

– registro en las autoridades fiscales federales, cantonales y municipales (impuesto de timbre, impuesto sobre los beneficios de la empresa, impuesto sobre el capital, retención en origen)

– establecimiento del plan contable;

– solicitud de permisos de trabajo.

Gestión administrativa de la empresa en Suiza

El administrador, director y el gerente fiduciario velan por que se respeten sus intereses y por el buen funcionamiento de la empresa. Son responsables de la organización y administración de la empresa. Pueden intervenir en los siguientes ámbitos :

– el ejercicio de la alta dirección de la empresa ;

– organización de la empresa en el marco de la ley y los estatutos

– asesoramiento jurídico (redacción de contratos, obtención de licencias, etc.)

– contabilidad

– control financiero;

– elaboración del informe de gestión (cuentas anuales, informe de gestión, cuentas del grupo, etc.)

– gestión de las declaraciones fiscales (IVA, retenciones, recuperación de impuestos anticipados, etc.)

– gestión de recursos humanos (balance social, contrato laboral, gestión salarial, permiso de trabajo, etc.)

– preparación de la junta general de accionistas o de la junta de asociados;

– llevar las actas y el registro de accionistas

– realizar las gestiones necesarias ante los tribunales en caso de sobreendeudamiento.

Nuestros servicios de gestión y administración de empresas

El administrador, director y/o gerente fiduciario es responsable del correcto mantenimiento de los estados financieros y de las obligaciones de información fiscal (IVA, retenciones fiscales, recuperación de retenciones fiscales, declaraciones fiscales anuales de la empresa) y podemos encargarnos de la supervisión de las obligaciones de información en relación con sus empleados en Suiza:

– Contabilidad y auditoría

– Impuestos, IVA, declaraciones fiscales, asesoramiento

– Gestión administrativa de los recursos humanos

– Servicios jurídicos

– Preparación de juntas generales de accionistas

– Levantamiento de actas

– Mantenimiento del registro de accionistas

– Negociaciones con acreedores

Representación ante las autoridades suizas

Una vez en funcionamiento, la empresa tendrá numerosas interacciones con los organismos suizos a nivel comunal, cantonal y federal. El administrador, director y/o el gerente fiduciario con residencia en Suiza pone toda su experiencia y su profundo conocimiento del entramado económico y administrativo suizo para representar a su empresa ante las autoridades, ante Hacienda, ante los bancos y, en determinados casos, ante los tribunales civiles y los acreedores, garantizando una representación seria y eficaz en el más estricto interés de los accionistas y de la empresa.

El mandato del liquidador de sociedades suizo

En Suiza, el liquidador de una empresa es responsable de la disolución y liquidación de la misma. La tarea del liquidador consiste en liquidar los activos de la empresa, saldar sus deudas y distribuir los activos restantes entre los accionistas o socios. El papel del liquidador es, por tanto, poner fin a las actividades de la empresa de forma ordenada y legal.

Sin embargo, el liquidador también puede estar expuesto a riesgos. En efecto, debe velar por que las operaciones de liquidación se lleven a cabo de conformidad con la legislación suiza y los estatutos de la empresa. También es responsable de la conservación de los activos de la empresa y de la realización de estos activos al mejor precio posible. Si no desempeña sus funciones correctamente, el liquidador puede ser considerado responsable de los daños causados a la empresa o a sus acreedores. El liquidador también es responsable solidario de las deudas tributarias y de seguridad social de la empresa.

Además, el liquidador también debe garantizar que los acreedores reciban un trato justo durante la liquidación. En última instancia, el liquidador debe actuar con diligencia y profesionalidad en el desempeño de sus funciones para minimizar el riesgo de responsabilidad y garantizar una liquidación satisfactoria y justa de la empresa.

Servicios de liquidación de empresas en Suiza

El administrador de la liquidación y el gestor de la liquidación deben preparar y seguir todos los pasos del procedimiento de liquidación de la empresa: entre ellos, la realización de las operaciones de disolución ante notario (solicitud de inscripción de la disolución, acta auténtica en el registro mercantil…), así como la publicación de las tres convocatorias de acreedores en el SOGC (Boletín Oficial de Comercio de Suiza).

El liquidador también puede elaborar los balances de apertura y cierre, así como los balances provisionales. Por último, puede proceder a la distribución de los activos y a la solicitud de cancelación del registro mercantil (siempre que los créditos estén cubiertos).

El administrador y/o gerente fiduciario local puede supervisar el proceso de liquidación de empresas y fundaciones. Este paso requiere seguir un procedimiento regulado, cuyos detalles jurídicos, contables, administrativos y fiscales deben conocerse. Una vez liquidados los activos, el administrador y/o gestor local se asegura de que el liquidador complete el proceso de baja ante las autoridades fiscales y el Registro Mercantil.

Si busca un administrador o gerente para su empresa en Suiza, nuestro equipo de expertos puede ayudarle. Ofrecemos servicios profesionales y personalizados para satisfacer las necesidades específicas de su empresa, incluida la gestión administrativa, contable, fiscal y jurídica.

Contacto

Póngase en contacto con nosotros para iniciar ahora su consulta inicial. Estaremos encantados de conocerle y definir los próximos pasos de su proyecto.

T +41(0) 41 566 76 46 – Lucerna

T +41(0) 22 566 82 44 – Ginebra

Contact Form ES